Entreculturas ONG Jesuita para la educación y el desarrollo
Entreculturas ONG Jesuita para la educación y el desarrollo
Entreculturas ONG Jesuita para la educación y el desarrollo
Entreculturas ONG Jesuita para la educación y el desarrollo ACTÚA

Testimonios

Testimonios

IKLAS, refugiada sudanesa en el campo de Iridimi al Este de Chad

Con tan solo 15 años fue obligada a casarse y tuvo que abandonar sus estudios. Ella conoce binlas dificultades que viven las niñas en Chad. Hoy Iklas, con 4 niños y 2 niñas a su cargo, continúa con gran determinación sus estudios en la escuela secundaria. “La educación es muy importante para el futuro de mis hijos”.

Guadalupe Flores, CIAZO El Salvador

Guadalupe Flores nos explica desde El Salvador cómo las niñas y adolescentes enfrentan diferentes tipos de violencia por el hecho de ser mujeres. Especialmente grave es la incidencia de la violencia sexual, muy vinculada con los embarazos en adolescentes. También relata cómo hay múltiples factores (ser niñas, pobres, campesinas, del área rural, entre otros) que generan condiciones de múltiple opresión y marginación. Estas violencias tienen un gran impacto en las niñas, impidiéndoles tener su propio proyecto de vida.

KIM, estudiante Fe y Alegría Guatemala

Cuando tenía 12 años tuvo que trabajar de cocinera en una casa porque su padre no la dejó continuar sus estudios. En Totonicapán, Guatemala, el lugar de procedencia de Kim, las niñas son mucho menos valoradas que los niños, por eso, muchas de ellas pasan su infancia ocupándose de tareas domésticas, hermanos pequeños o trabajando en otras casas en lugar de en la escuela.

LUCIA CHIVALÁN, Profesora Fe y Alegría Guatemala

Ella relata la discriminación que viven las niñas desde el momento de su nacimiento. Las comadronas cobran el doble si nace un niño que si nace una niña.

SIFA KAITE, Coordinadora Protección al a Infancia JRS Chad

Sifa nos cuenta los problemas a los que se enfrentan las niñas en Chad. Problemas que suponen la vulneración de sus derechos, como la mutilación genital femenina.

“Si hablamos de mutilación genital femenina, es una práctica prohibida en Chad, pero la gente continúa haciéndolo de forma confidencial y secreta. Para llegar a la mutilación, hay todo un proceso que implica a los padres y a gente muy cercana a los padres. Cómo una niña, que es menor, va a poder denunciar a todas estas personas ante la justicia. Es realmente muy difícil.”

SOFÍA GUTIÉRREZ, Responsable de Acción Pública de Fe y Alegría Guatemala

Sofía trabaja cada día defendiendo los derechos de las niñas. Guatemala es uno de los países más desiguales del mundo y la situación de violencia es muy drástica, sobre todo para las mujeres.”Por el hecho de ser mujer, uno ya sabe que está en una situación desigual. Se da violencia física, violencia sexual y carga laboral, también dentro del hogar. Muchas de las niñas tienen grandes responsabilidades cuando aún son niñas”.

Como nos cuenta Sofía, para cambiar las situaciones de violencia es muy importante educar con calidad, educar para transformar. A través de La Luz de las Niñas se están transformando las vidas de muchas niñas.